martes, 25 de septiembre de 2007

DE VUELTA

Hola a todos de nuevo. Lo sé, me he tomado unas anchas vacaciones, pero creo que, aunque no me las merezca, nadie se va a quejar. A todos, los pocos, que no soy un iluso, que leen este blog con más o menos asiduidad, os doy las gracias por haberme esperado.
Este año se plantea algo diferente. Os cuento por qué. Resulta que dos de los compañeros de clase (al menos dos de momento) se van un añito a disfrutar de las becas Erasmus. Uno de ellos ya está en Chipre, peleándose con las burocracias universitarias chipriotas y vallisoletanas. Otro se vá hoy mismo a París, a estudiar en la prestigiosa Sorbona. Suerte a ambos, y recordad escribir de vez en cuando.
Además, este añito que comienza es el tercero de la carrera. Estoy en la mitad. Parece que voy sobreviviendo. Si consigo terminar este año sin grandes batacazos, intuyo que seré capaz de terminar la carrera.
Por otra parte, empiezo un nuevo proyecto, el de estudiar periodismo, en cinco años hago filosofía, y si me esfuerzo un poquito, en seis puedo haber hecho filosofía y periodismo (¡vivan los segundos ciclos!). Ya os iré contando las peripecias y curiosidades de un filósofo en periodismo.
Sin salir de nuevos proyectos, con mi estimado amigo Zagrodzki, violinista de incipiente prestigio, pretendo llevar a cabo una antigua idea, la de un conjunto de cámara, empezando por el dúo Sanz-Zagrodzki. Ya os iré contando también las divertidas anécdotas de los ensayos, siempre con permiso de mi compañero.
Pues de momento, esos son todos los cambios importantes este año. ¡Ah, si! Voy a intentar llevar una agenda al día. Uno se va haciendo mayor y cada vez tiene más cosas que hacer, y la memoria empieza a no ser suficiente para recordarlas.
Espero que el año se plantee interesante también para todos vosotros, y que los que me leías me sigáis leyendo, con eso me conformo.
Un saludo a todos, y buena suerte.

6 comentarios:

José A. Gascón dijo...

Vaya, vaya, pues sí que empiezas fuerte el año, Sanz. Me gustan esos proyectos (bueno, reconozco que lo de estudiar periodismo me da un poco de grima...), y te deseo toda la suerte del mundo con ellos. A ver si ese conjunto de cámara está en activo cuando vuelva y puedo escucharos.
Por cierto, se te ha olvidado comentar un nuevo proyecto: el de agente encubierto del EREC (es decir, Ejército Revolucionario Erasmus en Chipre)... En serio, muchas gracias por todo, y no te preocupes, que incluso aquí en Nicosia te sigo leyendo.

¡Suerte con el comienzo de curso!

J. Sanz dijo...

Gracias, se agradecen mucho tus comentarios. Siempre es bueno tener algunos tertulianos fijos.
Y en cierta manera te comprendo con lo de la grima por periodismo, no te creas que no me ha costado decidirme, pero bueno, creo que me ayudará en muchas cosas. Además, más tajada de donde criticar.
Un saludo.

José A. Gascón dijo...

Es la primera vez en mi vida que me llaman "tertuliano".





Hay que ver, la de experiencias que nos brinda la vida.

Ezra dijo...

Aun a riesgo de sonar ignorante, una preguntita.

¿Para qué sirve estudiar filosofía? ¿A qué te quieres dedicar?

Un saludooo

José A. Gascón dijo...

¡Jajajajaja! Eso no suena ignorante, hombre. Si nos hubieran dado un euro cada vez que alguien nos hace esa pregunta, ¿eh, Sanz?

Pues yo, por mi parte, sólo te puedo decir una cosa: si encuentras la respuesta a tu primera pregunta, te agradecería que me lo dijeras. Lo he pensado mucho y sigo sin tenerlo claro.

En cuanto a la segunda pregunta, bueno, desde luego no quiero trabajar en una empresa de construcción de radares... Pero la verdad es que tampoco lo tengo claro. Supongo que terminaremos todos amargados dando clase en el instituto. Ya se verá.

J. Sanz dijo...

Yo creo que estudiar filosofía nos puede servir para averiguar por qué decidimos estudiar filosofía, pero me da en la nariz que es una creencia falsa.
En cuanto a qué nos depara el futuro... o bien encontramos algo exótico y novedoso, sin ideas por el momento de lo que pueda ser eso, o bien acabamos, como dice Gascón, amargados en algún instituto.